Autoprotección (Habilidades para la vida)

La autoprotección se refiere a la capacidad que tiene una persona para reconocer sus capacidades, emociones, a defenderse de una posible amenaza para prevenir el riesgo. En otras palabras, cuando pensamos en la autoprotección, estamos pensando en la seguridad personal y en salvaguardar nuestro bienestar físico, psicológico y espiritual.

No solo es relevante para personas socorristas y los que trabajan en la seguridad ciudadana, sino que cualquier persona puede beneficiarse de desarrollar habilidades de autoprotección. Funciona como la capacidad de brindarse seguridad.

Los riesgos suelen estar latentes y las personas a veces pueden meterse en situaciones poco saludables al tomar decisiones impulsivas o equivocadas.

Ahí es donde entra la prevención: prevenir lesiones y riesgos antes de que sucedan, en vez de reaccionar después de que sucedan.

La autoprotección también es una habilidad que se aprende. Por eso, te mostramos una serie de videos de este tema con conceptos importantes, actividades y ejemplos de autoprotección.

Comprender los diversos aspectos de la seguridad le ayudarán a las personas a negarse cuando algo no le parezca seguro o apropiado. Además, todas las personas se benefician de tener un espacio seguro donde puedan escapar del estrés y de los contratiempos de la vida diaria.

La autoprotección puede llevarse a cabo con mayor o menor intensidad, dependiendo de la naturaleza y el grado en que existan amenazas.

Esta actividad beneficiará a personas adolescentes a encontrar su camino hacia la autoprotección.

No estás registrado

Actividad incluye

  • 15 Lecciones

¡Ingresá!

Iniciá sesión para continuar